Shangay Lily

Miss Shangay Lily (Uterolandia, 1963) no cree en nacionalidades, tribus, ni géneros: “mi patria es el vientre de mi madre”, suele responder a quien le pregunta de dónde es; “mi tribu es feminista y por lo tanto sin apellidos patrilineales, nosotras creamos nuestra identidad, nuestro nombre-alma, como los esquimales Inuit” añade a quien intenta averiguar su “nombre de verdad”. Ha vivido en Nueva York, Bologna, Amsterdam, Londres, Roma, Miami ó París como buena nómada pagana. Habla cuatro idiomas y cree en la globalización feminista radical.

Es un pionero en muchos sentidos. No sólo revolucionó el panorama social de los 90 siendo la primera drag-queen que conoció este país sino que puso patas arriba el mismísimo mundo homosexual cuando fundó el ya mítico Shangay Tea Dance (1993), la primera fiesta temática gay que, siguiendo la tradición neoyorquina, se realizó en España cada domingo a la hora del té, a fin de divertir a un público homosexual culto y con una intensa vida laboral. Poco después creó Shangay Express, la primera revista gratuita exclusivamente gay de este país.

Es autor de las novelas Escuela de Glamour (Plaza & Janés, 2000) y Machistófeles (Suma de Letras, 2002) y de los ensayos Hombres… y otros animales de compañía (Temas de Hoy, 1999) y Mari, ¿me pasas el poppers? (DeBolsillo, 2002). También ha publicado una antología de sus monólogos teatrales estrenados (y alguno inédito) entre 2001-2012 bajo el título Monólogos: La vida en rosa, en rojo y en violeta (Atrapasueños, 2013). Su primer libro de poesía Plasma Virago (vida y obra de un poeta homociborg anticapitalista) (Huerga & Fierro, 2015) viene a sumarse su obra.

En teatro ha escrito y protagonizado las obras Monólogos feministas para una Diva (Teatro de las Aguas, 2000), Mari, ¿me pasas el poppers? [la disfunción] (Ensayo100 Teatro, 2003), Uterolandia (Sala Triángulo, 2005), Burgayses (Teatro de las Aguas, 2007), Movilizarse no es hablar por el móvil (Teatro Alfil, 2010), Masculino Singular (Teatro Echegaray de Málaga, 2011), Boleros para mi madre (Palau de Vivell, La Vall D’Uixó, 2012) y en la actualidad Palabra de artivista (Teatro del Barrio, 2015).

En televisión abanderó el llamado boom gay haciendo gala de su homosexualidad y su talento en programas como Esta noche, sexo (Antena 3, 1994) o Esta noche cruzamos el Mississippi (Telecinco, 1994). Aunque su debut con sección propia tuvo lugar en el programa La noche prohibida (Antena 3, 1995). Pronto era un personaje imprescidible para las televisiones de España. Gracias a sus ingeniosas observaciones y su transgresora personalidad se coló en todos los hogares de España en programas como Corazón de… (TVE, 1998-2000). Siendo el primer personaje abiertamente homosexual que conseguía tener su propia sección en horario matutino en España. A este programa le sucedió el magazín Quédate conmigo (Tele5, 2000). Su fama quedó cimentada pocos años después gracias a la primera edición de La Granja (Antena 3, 2004), un reality en el que denunció temas como la transfobia y el machismo con no poca polémica. Pero su gran orgullo es haber realizado su propio programa sobre literatura: Shangay Café (Onda 6-Grupo Vocento, 2003-04) por el que pasaron personalidades de la talla de Susan Sontag, Jesús Ferrero, Lidia Falcon, Boris Izaguirre, Lucía Etxebarría o Cristina Peri Rosi.

En cine debutó junto a Javier Bardem y Aitana Sánchez-Gijón en la comedia de Manuel Gómez Pereira Boca a boca (1995) y diez años después escribió, dirigió y protagonizó  la película Santa Miguel de Molina (2005), una ácida denuncia sobre la corrupción en la comunidad gay que reflexiona sobre lo que luchadores como su ídolo Miguel de Molína opinarían sobre esa traición al ideario de una revolución aún pendiente.

En internet  fue una de las primeras personalidades en tener su propia página personal cuando en 1998 abrió su mansión cibernética con el equipo de XL internet, El planeta femenino de Miss Shangay Lily. Este empeño en adelantarse a los tiempos quedo patente cuando pocos años después, en 2002, abrió su blog El DIVArio, cuando la moda de los blogs aún no había aparecido. A este esfuerzo en formar parte del nuevo medio se unió su popular serie de vlogs (videologs) llamada El Teledivario (noticias desde la acera de enfrente) en el que cubre eventos y personalidades que o bien son ignorados por los medios generalistas o bien son tratados con una mirada patriarcal y que sigue emitiendo hoy en día desde su canal de YouTube. No es de extrañar que ahora sea una verdadera tuitstar en twitter, que su facebook sea uno de los más populares de la red sociál o que su MySpace lleve exhibiendo sus canciones desde el 2004.

Pero ha sido su activismo la gran constante que ha guiado sus pasos (no en vano le gusta definirse con el término artivista, una ingeniosa fusión de arte y activismo que ha guiado toda su carrera).

En 2006, cansado de las continuas manipulaciones a su mensaje y persona en la televisión, decidió retirarse del medio. Y lo hizo rompiendo una foto de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, la conservadora Esperanza Aguirre, en uno de los principales programas de la cadena pública regional Telemadrid que ella había secuestrado y convertido en un nido de odio, homofobia y conservadurismo.

En noviembre de 2010 saltó a las portadas de los principales periódicos nacionales (uno de derechas, El Mundo, y uno de izquierdas, Público) y a los principales noticiarios nacionales cuando se plantó frente al candidato a presidente de gobierno del conservador Partido Popular, Mariano Rajoy, tras unas escandalosas declaraciones suyas al diario El País en las que afirmaba que anularía la ley de Matrimonio Homosexual aunque el Tribunal Constitucional (ante el que el PP había interpuesto un recurso) lo ratificase. Shangay acudió a la presentación de un libro del ideólogo del partido que iba a presentar el presidente del mismo y a los pocos segundos de tomar la palabra Mariano Rajoy le interrumpió para decirle ante todas las cámaras: “Señor Rajoy, en nombre de la comunidad homosexual y gay, quiero pedirle que recapacite sobre sus declaraciones cuestionando el matrimonio homosexual. Acto seguido sacó un cartel con el lema “Partido Popular = Homofobia” que acompañó del grito “¡Basta ya de homofobia en el PP!” hasta que fue expulsado de la sala a la fuerza.

Un año más tarde, en agosto de 2011, con motivo de las Jornadas Mundiales de la Juventud, Shangay volvió a protagonizar una polémica en unos de sus frentes más queridos: el ateismo. A causa de su participación en la Marcha Laica que pacífica y autorizadamente denunciaba el gasto público de llevar al Papa a España para las costosísimas Jornadas de la Juventud, pagadas con impuestos de todos, Shangay Lily fue insultado por “atreverse” a dirigirse con una bandera gay a un grupo de fanáticos religiosos cristofascistas que interrumpieron la Marcha Laica pacífica montando un numerito para provocar. La foto fue manipulada por los medios de derecha para hacer parecer que Shangay había agredido a los peregrinos cuando fue a la inversa. El video es de la cadena de extrema derecha Intereconomía, nada sospechosa de dulcificar la realidad a favor de Shangay.

En la actualidad escribe en el periódico Público su blog de política, cultura, actualidad y opinión Palabra de Artivista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s